Se aplica a la planta herbácea, vivaz, de la familia de las compuestas, con hojas radicales, elípticas, enteras, lanuginosas y blanquecinas por el envés y con pelos largos en las dos caras, flores amarillas con pedúnculos radicales de uno a dos decímetros de largo, erguidos y velludos, fruto seco con semillas pequeñas, negras, en forma de cuña y vestidas de pelusa, y raíz rastrera con renuevos que arraigan pronto (vellosilla). Es común en los montes de España, y su cocimiento, amargo y astringente, se ha usado en medicina.