Se aplica a la parte de un objeto que se parece al órgano de la audición (oreja); por ejemplo, un sillón con orejas. En arte y oficio, cada una de las vertederas del arado romano. Cada una de las asas o agarraderos de una vasija, bandeja, etc. En los sillones, butacas, etc., cada uno de los dos salientes del respaldo que sirven para reclinar la cabeza. En medicina y ciencia del deporte, los protectores para las orejas. Suelen usarlas los que practican la lucha libre y los jugadores de rugby para reducir el riesgo de sufrir hematomas auriculares (oreja de coliflor). Las orejeras reducen las fuerzas que soporta la cabeza.