El proceso mediante el que un consejero capacitado o un grupo de apoyo ayuda a una persona a superar los sentimientos normales de pena después de una pérdida; por ejemplo, la muerte de un ser querido.