Se aplica al receptor que se estimula por cambios de presión; por ejemplo, un grupo de células en el cerebro que recibe estímulos olfativos (osmorreceptor). Los osmorreceptores son un grupo de células en el hipotálamo que responden a los cambios en la presión osmótica de la sangre.