Med.

El proceso por el cual el hueso subcondral (situado justo debajo del cartílago articular de una articulación) pierde su riego sanguíneo. El hueso y el cartílago que lo recubre resultan dañados y tal vez se separe del hueso contiguo un fragmento óseo para formar cuerpos libres en la articulación; el cartílago articular puede permanecer intacto. El proceso se produce sobre todo en los cóndilos del fémur de la rodilla y también en las articulaciones tibioastragalina y coxofemoral. La enfermedad puede deberse a anomalías anatómicas heredadas, a la obstrucción del riego sanguíneo, al hueso subcondral, o a un traumatismo físico en la articulación. En personas jóvenes, lo más probable es que la osteocondritis disecante se deba a tensiones acumulativas en el hueso subcondral. El tratamiento varía desde la observación hasta la intervención quirúrgica, dependiendo de la edad del paciente y de la gravedad de la afección. La observación y los tratamientos conservadores (por ejemplo, fisioterapia, ortosis e inmovilización) son la opción habitual para los pacientes más jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.