Quím.

El gas asfixiante no combustible, de olor y sabor picante, que se produce en las combustiones y algunas fermentaciones por la combinación del carbono con el oxígeno: dióxido de carbono.