La situación que surge cuando un músculo que abarca dos articulaciones se contrae y las afecta de distinto modo. Al correr, por ejemplo, el músculo recto femoral produce movimientos en dos articulaciones cuando se contrae. Mientras que la extensión de la rodilla se produce durante una fase concreta de la actividad, el otro movimiento, la flexión de la cadera, es opuesto a la acción deseada durante esa fase.