Biol.

El parásito que no puede medrar fuera del organismo vivo en el que se hospeda: parásito obligatorio, parásito necesario o parásito forzoso.