El síndrome reversible con las características clínicas de la enfermedad de Parkinson, pero causado por el desequilibrio entre acetilcolina-dopamina que producen los fármacos antipsicóticos.