La enfermedad ampollosa subepidérmica, benigna y crónica, por lo general bilateral, que afecta sobre todo a las membranas mucosas, en especial a las de la boca y el ojo. Se cura por medio de cicatrización y puede llevar a una lenta contracción de los tejidos afectados y a la ceguera si no se trata.