Del lat. perseaceae, del gén. Persea, f. pl. Bot.

Plantas arbóreas o arbustivas de hojas caducas, simples, generalmente dispuestas de forma alterna, de consistencia coriácea y que carecen de estípulas. Las flores son pequeñas y se reúnen en inflorescencias; son regulares, bien unisexuales o hermafroditas, con un perianto formado por varias piezas libres de similar aspecto. El androceo está formado por varios estambres dispuestos en 3 o 4 verticilos. El gineceo es súpero y tiene un solo carpelo. El fruto es carnoso, con una semilla, y está rodeado por el receptáculo en la base. Equivale al término Lauráceas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.