Del lat. perseaceae, del gén. Persea, f. pl. Bot.

Plantas arbóreas o arbustivas de hojas caducas, simples, generalmente dispuestas de forma alterna, de consistencia coriácea y que carecen de estípulas. Las flores son pequeñas y se reúnen en inflorescencias; son regulares, bien unisexuales o hermafroditas, con un perianto formado por varias piezas libres de similar aspecto. El androceo está formado por varios estambres dispuestos en 3 o 4 verticilos. El gineceo es súpero y tiene un solo carpelo. El fruto es carnoso, con una semilla, y está rodeado por el receptáculo en la base. Equivale al término Lauráceas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.