La conciencia de la posición y movimientos del cuerpo y extremidades. Entre las pruebas de percepción anestésica está solicitar a un sujeto con los ojos vendados que trate de distinguir objetos por el peso, o pedirle que mantenga el equilibrio en condiciones bajo control.