Med. y Psicol.

La capacidad para percibir o reaccionar ante aspecto de tamaño, distancia o profundidad del medio ambiente.