Med.

La reducción del contenido vitamínico de los alimentos como una consecuencia de la manipulación y preparación de los alimentos frescos, durante la recolección, calentamiento, escabechado, salado, molido, enlatado u otras técnicas de procesamiento de alimentos. Se pueden producir pérdidas vitamínicas posteriores como consecuencia de trastornos digestivos que impidan la absorción de los nutrientes o por la utilización de fármacos, como la isoniacida, que son antagonistas de las vitaminas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.