El fenómeno por el que se establece un puente eléctrico entre dos electrodos, por perforación del dieléctrico que los separa, cuando la tensión entre ellos rebasa un cierto valor.