El período posterior al ejercicio durante el cual el cuerpo recupera su estado previo al ejercicio.