La descarga periódica de sangre y tejido del útero (menstruación); se presenta cada 28 días desde la pubertad hasta la menopausia, pero no se produce durante el embarazo.