Del lat. persicinus, der. de persica, adj. Bot.

Literalmente, el melocotonero. Se aplica a lo que tiene algo de melocotonero; alude comúnmente al tono encarnado de su flor, y se dice de un rojo persicino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.