Se aplica a la conducta que se caracteriza por episodios de ira incontrolada y agresividad física en respuesta a factores de tensión mínimos.