Del lat. perula, f. Bot

Diminutivo de pera, alforja o zurrón. En botánica, dícese del conjunto de catáfilos que constituyen la envoltura de las yemas en estado de vida latente, llamadas cerradas, escamosas, o peruladas. Es término debido a Mirbel, perfectamente lógico con respecto a su etimología. En este mismo sentido lo emplea Colmeiro en su Curso de bot. 2.ª ed. En algunas obras italianas (Bilancioni, Diz. bot.; Gola, Negri y Cap., Trat. de bot., trad. esp.) se da a esta voz otro significado: Los catafilos se encuentran en los órganos subterráneos, por ejemplo, en los rizomas, o bien en las yemas, en las que forman las pérulas o escamas envolventes. En este sentido lo emplean asimismo los alemanes: los catafilos, llamados también pérulas…, Schneider, Handwörterbuch der Bot.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.