Se aplica a la moneda de plata de peso de una onza y que valía ocho reales fuertes o 20 de vellón (peso duro): moneda de cinco pesetas.