La categoría superior al peso ligero, en la que el boxeador profesional pesa más de 79,378 kilos, y el no profesional supera los 80 kilos.