Flora Iberica: Árboles perennifolios, con ramificación verticilada, regular. Ramillas con apófisis decurrentes y prominentes. Hojas lineares y subplanas, o aciculares de sección tetragonal, subdísticas por torsión basal. Conos masculinos axilares o terminales. Estróbilos péndulos o subpatentes, de maduración anual, con escamas persistentes; las estériles o tectrices siempre inclusas, las seminíferas con semillas aladas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.