Med.

La deformidad congénita del pie, debido en ocasiones a una constricción intrauterina, que se caracteriza por presentar una desviación unilateral o bilateral de los huesos metatarsianos del antepié. El 95% de los pies zambos son equinovaros, caracterizados por desviación hacia el interior y flexión plantar del antepié, aunque existen algunos calcaneovalgos, o calcaneovaros, que se caracterizan por la desviación hacia el exterior junto con flexión dorsal o bien hacia fuera, o hacia la línea media del cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.