La afección caracterizada por un dolor agudo repentino en la porción superior de la pantorrilla como si se recibiera «un disparo en la pierna». Se debe al desgarro de una de las cabezas de los músculos gemelos. La lesión se produce por la extensión repentina de la rodilla con el pie en dorsiflexión, o por una dorsiflexión repentina con la rodilla extendida. La lesión suele producirse en deportistas de mediana edad después de cierta degeneración del tendón, en deportes como el tenis, el squash y el baloncesto.