La prescripción sedante tomada para combatir el insomnio o para la sedación postoperatoria. Se aplica a las píldoras que no precisan receta, clasificada farmacéuticamente como de ayuda para el sueño.