f. Biol.

Proceso biológico que permite a las células absorber líquidos orgánicos para su alimentación siguiendo un proceso similar a la fagocitosis.