Flora Vascular de Andalucía Occidental: Tronco más o menos recto, con ramas verticiladas y copa esférica u ovoidea. Ramas de dos clases; largas sin hojas, salvo en las fases juveniles (macroblastos) y cortas (braquiblastos), con hojas aciculares, lineares, dispuestas por parejas y con varios canales resiníferos. Flores masculinas en la base de los ramillos jóvenes, con estambres insertos en espiral; las femeninas en piñas pedunculadas, anchamente cilíndrico-cónicas u ovoideas, que maduran al segundo o tercer año, con escamas fructíferas leñosas con una protuberancia o apófisis más o menos desarrollada en su parte externa. Semillas ovoideas, comprimidas, con ala rudimentaria o desarrollada.

 

Flora Iberica: Árboles, raramente arbustos, perennifolios. Ramificación generalmente verticilada, ± regular. Copa piramidal o redondeada, con frecuencia deprimida y ancha en los árboles adultos. Macroblastos con hojas escuamiformes, sin clorofila; braquiblastos muy cortos, con una vaina membranosa de escamas, terminados por 2-5 hojas aciculares o lineares, cada una con 2 o más canales resiníferos. Conos masculinos agrupados en la base de los brotes anuales. Estróbilos de maduración bi o trienal, con escamas persistentes, las tectrices rudimentarias e inclusas, las seminíferas con la parte externa (apófisis) generalmente provista de una protuberancia (ombligo). Semillas aladas, con testa ± lignificada, a veces comestibles (piñones).

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.