Flora Vascular de Andalucía Occidental: Tronco más o menos recto, con ramas verticiladas y copa esférica u ovoidea. Ramas de dos clases; largas sin hojas, salvo en las fases juveniles (macroblastos) y cortas (braquiblastos), con hojas aciculares, lineares, dispuestas por parejas y con varios canales resiníferos. Flores masculinas en la base de los ramillos jóvenes, con estambres insertos en espiral; las femeninas en piñas pedunculadas, anchamente cilíndrico-cónicas u ovoideas, que maduran al segundo o tercer año, con escamas fructíferas leñosas con una protuberancia o apófisis más o menos desarrollada en su parte externa. Semillas ovoideas, comprimidas, con ala rudimentaria o desarrollada.

 

Flora Iberica: Árboles, raramente arbustos, perennifolios. Ramificación generalmente verticilada, ± regular. Copa piramidal o redondeada, con frecuencia deprimida y ancha en los árboles adultos. Macroblastos con hojas escuamiformes, sin clorofila; braquiblastos muy cortos, con una vaina membranosa de escamas, terminados por 2-5 hojas aciculares o lineares, cada una con 2 o más canales resiníferos. Conos masculinos agrupados en la base de los brotes anuales. Estróbilos de maduración bi o trienal, con escamas persistentes, las tectrices rudimentarias e inclusas, las seminíferas con la parte externa (apófisis) generalmente provista de una protuberancia (ombligo). Semillas aladas, con testa ± lignificada, a veces comestibles (piñones).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.