Se dice de la prensión realizada sin pulgar, en la que las puntas de los demás dedos ejercen presión contra la palma de la mano.