Flora Iberica: Árboles o arbustos –a veces epífitos fuera del territorio de la Flora–. Hojas alternas o subverticiladas y agrupadas en el ápice de las ramas, enteras, a veces onduladas, penninervias, pecioladas –sésiles fuera del territorio de la Flora–. Flores funcionalmente unisexuales. Sépalos 5, libres o ± soldados en la base. Pétalos 5, libres o soldados en la base, con los segmentos ± patentes o conniventes. Estambres 5, libres o raramente soldados al tubo de la corola; filamentos en las flores funcionalmente masculinas largos, y en las femeninas, cortos y anchos en la base; anteras introrsas, con dehiscencia longitudinal. Ovario 2(3-5) carpelos, ± cilíndrico en las flores funcionalmente masculinas pero más grueso y ancho en las femeninas, unilocular; estilo 1, más largo en las flores funcionalmente masculinas que en las femeninas; estigma rudimentario en las flores funcionalmente masculinas, capitado, con 2-5 lóbulos en las femeninas. Fruto en cápsula globosa, elipsoidea u ovoidea, dehiscente por 2(5) valvas. Semillas 1-numerosas, de forma variada, ± comprimidas e irregularmente angulosas, inmersas en una substancia viscoso-resinosa, entre rojizas y negruzcas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.