Se aplica, en radiología, al duplicado en tono inverso de una imagen de rayos X en la que se muestra lo negro en blanco y lo blanco en negro. Se produce exponiendo una placa de emulsión simple a través de una placa de rayos X estándar.