Del fr. plaque, f. Med. Med. y Dep. Geol. Bot.

Lámina, plancha o película, formada o superpuesta en un objeto. En medicina, un parche pequeño y anormal de tejido en una parte del cuerpo o un órgano. Las placas también pueden ser una acumulación de sustancias de un líquido; por ejemplo, el colesterol en los vasos sanguíneos. En medicina y ciencia del deporte, los filamentos de tejido fibroso que se insertan en el interior de los vasos sanguíneos. La formación de placas contribuye al desarrollo de aterosclerosis que a su vez quizá derive en ataque al corazón o ictus. El ritmo de desarrollo depende de la herencia, la dieta y otros aspectos de la vida diaria; el ejercicio regular aeróbico puede reducir la formación de placas. En geología, cada una de las grandes partes semirrígidas de la litosfera que flotan sobre el manto y cuyas zonas de choque forman los cinturones de actividad volcánica, sísmica o tectónica. En botánica, cada una de las pequeñas piezas que unidas por sus bordes, a manera de mosaico, componen el caparazón de una dinoflagelada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.