Del fr. plaque, f. Med. Med. y Dep. Geol. Bot.

Lámina, plancha o película, formada o superpuesta en un objeto. En medicina, un parche pequeño y anormal de tejido en una parte del cuerpo o un órgano. Las placas también pueden ser una acumulación de sustancias de un líquido; por ejemplo, el colesterol en los vasos sanguíneos. En medicina y ciencia del deporte, los filamentos de tejido fibroso que se insertan en el interior de los vasos sanguíneos. La formación de placas contribuye al desarrollo de aterosclerosis que a su vez quizá derive en ataque al corazón o ictus. El ritmo de desarrollo depende de la herencia, la dieta y otros aspectos de la vida diaria; el ejercicio regular aeróbico puede reducir la formación de placas. En geología, cada una de las grandes partes semirrígidas de la litosfera que flotan sobre el manto y cuyas zonas de choque forman los cinturones de actividad volcánica, sísmica o tectónica. En botánica, cada una de las pequeñas piezas que unidas por sus bordes, a manera de mosaico, componen el caparazón de una dinoflagelada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.