Del lat. placebo, 1ª pers. de sing. del fut. imperf. de indic. de placēre. m. Med.

La sustancia que carece de acción curativa pero que produce un efecto terapéutico si el enfermo la toma convencido de que es una medicina realmente eficaz: sustancia que, careciendo por sí misma de acción terapéutica, produce algún efecto curativo en el enfermo, si este la recibe convencido de que esa sustancia posee realmente tal acción. El placebo es una sustancia inactiva o situación que no debería tener ningún efecto sobre una persona, pero quizá sí lo tenga, posiblemente como resultado de la sugestión, aunque nunca por una razón bioquímica o física. Los placebos se emplean en los tests de drogas o fármacos como un control para diferenciar los efectos causados específicamente por la sustancia de los causados por la sugestión. En tales tests, ni el investigador ni el sujeto saben cuál es el placebo y cuál la sustancia germina (estudio a doble ciego).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.