Fenómeno fototáctico en que el organismo o el orgánulo afectados se colocan en posición oblicua o transversal con respecto a la dirección de la luz. Senn (Die Gestaltsu. Lagenveranderungen d. Pflanzenchrom.; 1908) aplica este término a los cromatóforos de Mesocarpus, que pueden colocarse paralelamente o transversalmente con respecto a la dirección de los rayos lumínicos.