Med.

Se aplica, en odontología, al plano craneométrico determinado por los bordes inferiores de las órbitas óseas y por el borde superior del conducto auditivo (acuerdo antropológico de Frankfurt-am-Main, 1882). Pasa a través de las dos órbitas y de los dos tragos y se suele emplear como superficie de referencia en el diagnóstico ortodóncico y en la planificación del tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.