Sociol.

La parte de la población de un país ocupada en el proceso productivo y por cuyo trabajo recibe retribución: conjunto de personas que desempeñan un trabajo remunerado.