Med.

La forma de policitemia que se produce como consecuencia de otro trastorno, como puede ser una enfermedad pulmonar.