Del lat. possessĭo, -ōnis, f. Polít. Der. Teol. y Rel.

Acción y efecto de poseer o poseerse. Acto de poseer o tener una cosa corporal con ánimo de conservarla para sí o para otro; acto de poseer cosas incorpóreas, aunque en rigor no se posean. En política, el territorio situado fuera de las fronteras de una nación, pero que le pertenece por tratado, ocupación o conquista: en 1898 España perdió sus últimas posesiones americanas. En derecho, la situación de poder de hecho sobre las cosas o los derechos, a la que se otorga una protección jurídica provisional que no prejuzga la titularidad de los mismos. En teología y religión, el apoderamiento del espíritu del hombre por otro espíritu que obra en él como agente interno y unido a él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.