Flora Iberica: Hierbas perennes, acuáticas, sumergidas, marinas, glabras, con todas las hojas dispuestas en braquiblastos, con polinización en el interior del agua –hipohidrofilia. Hojas alternas, diferenciadas en vaina y limbo, liguladas, lineares, obtusas, paralelinervias. Inflorescencias formada por varias cimas espiciformes, envueltas por 2 bracteas foliaceas, largamente pedunculadas. Flores hermafroditas o funcionalmente masculinas, trímeras, sin perianto. Androceo con 3 estambres, cada uno de ellos con el conectivo foliáceo sobresaliendo de entre las dos tecas. Gineceo súpero, con 1 carpelo; carpelos con un rudimento seminal, péndulo, de placentación marginal. Fruto con el pericarpo carnoso, drupáceo, sin pico diferenciado, sésil, dehiscente después de desprenderse de la planta madre, monospermo. Semillas lisas, con el embrión recto, sin endosperma.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.