La técnica de terapia respiratoria, que intenta reducir o eliminar la actividad de los músculos accesorios de la respiración en pacientes ambulatorios con dificultad respiratoria; consiste en caminar de una posición ligeramente inclinada hacia delante.