Se define como la intensificación de la sensación de seguridad física y psicológica del paciente: intervención de enfermería recogida en la Nursing Interventions Classification (NIC).