Es un método de aplicación de la ley de Boyle de las presiones de un gas para adaptar simultáneamente los cambios en la presión y en la humedad.