Med.

Se define como la presión de oxígeno necesaria para saturar al 50% la hemoglobina a la temperatura corporal y a un pH de 7,4 o a una presión de dióxido de carbono de 40 mmHg; este valor es utilizado por lo habitual como una medida de afinidad entre el oxígeno y la hemoglobina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.