Se define como el grado de presión en el interior de la cavidad abdominal; la presión existente dentro de la cavidad abdominal. El aumento de la presión intraabdominal durante un levantamiento endurece y sostiene las vértebras lumbares para prevenir que la columna se doble o ceda bajo las cargas compresivas. La acción de los músculos abdominales aumenta esta presión y contribuye a sostener la columna.