Med.

La tensión arterial a la que un vaso sanguíneo se cierra por completo y se interrumpe el riego sanguíneo. Cuando la presión existente justo fuera del vaso sanguíneo supera la presión intravascular, se hunde el vaso. Esto sucede durante la medición de la tensión arterial con un esfigmomanómetro.