Med.

La tensión ejercida por la sangre circulante sobre las paredes de las venas. Se eleva en la insuficiencia cardíaca congestiva, en la pericarditis constrictiva aguda y crónica y en la obstrucción venosa causada por coágulos o por una presión externa sobre una vena. Entre las señales que indican un aumento de la presión venosa se encuentran la distensión continua de las venas del dorso de la mano cuando se eleva por encima del nivel esternal, o la distensión de las venas del cuello cuando el sujeto se encuentra tumbado con la cabeza elevada de 30oo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.