Med.

El período de 8 a 12 horas que se caracteriza por la aparición de contracciones uterinas regulares con dilatación completa del cuello y aparición de un poco de moco teñido de sangre. Los signos de peligro de la primera fase son: hemorragia anómala, frecuencia cardíaca fetal anormal y presentación y posición anómala del feto.