De principesa, der. de príncipe. f. pl. Bot.

Orden de monocotiledóneas, de flores generalmente actinomorfas, homoclamídeas, trímeras, de androceo por lo común de 6 estambres y el gineceo de 3 carpelos con un rudimento seminal basilar cada uno. Plantas de tallo simple, monopódico y sin crecimiento en espesor propiamente dicho; hojas de nervadura palmeada o pinnada; flores en inflorescencia espadiciforme simple o ramosa. Comprende únicamente la familia de las palmáceas.
Por su considerable desarrollo, por la esbeltez de su porte, Linné llamó a estas plantas los príncipes de los vegetales, según Loudon´s Encycl.; «Y las palmeras, que no tienen flores llamativas, son por su esbeltez y gracia las princesas del Reino Vegetal» (Uribe, Botca.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.