Biomec.

Según este principio básico del entrenamiento, éste debe incluir sobrecarga y progresión para tener éxito; el cuerpo debe soportar una sobrecarga para que tenga que trabajar más de lo normal. A medida que el cuerpo se adapta a una sobrecarga concreta, hay que progresar a un nivel mayor de trabajo. Por ejemplo, para ganar fuerza, el músculo se debe someter a una carga por encima del punto de lo que es normal para él. Cuando el músculo adquiere más fuerza, hay que aumentar la carga para seguir estimulando y que continúe ganando fuerza. La carga se incrementa de forma gradual durante un período largo de entrenamiento. Si la carga es muy alta, existe riesgo de sobreentrenamiento y de sufrir lesión por uso excesivo.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.