Biol. Psicol.

El proceso por el que los animales aprenden la relación que existe entre dos eventos (condicionamiento). En el condicionamiento clásico (o condicionamiento Paulovniano; condicionamiento de Pavlov), la repetición de un estímulo neutral (como puede ser el sonido de uan campana o de una sirena) se sigue en cada ocasión de un estímulo biológicamente importante (la alimentación o un golpe eléctrico), que provoca una respuesta (por ejemplo, la salivación). Tras un tiempo, el propio estímulo neutral provoca la respuesta (una respuesta condicionada o un reflejo condicionado), similar a la que en principio provocaba el estímulo biológico; por ejemplo, el perro de Paulov aprendió a salivar en respuesta al sonido de un metrónomo que, en la experimentación previa, precedía a la presentación de comida. En el condicionamiento instrumental (o condicionamiento operante), el animal es recompensado (o castigado) cada vez que responde a un determinado estímulo, con intención de aumentar (o disminuir) la velocidad, intensidad, frecuencia, etc., de la respuesta; por ejemplo, una rata puede aprender a manejar un ascensor para lograr su alimento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.